C u b r e l e n g u a s

2020

La obra “cubrelenguas” o “lengüitas sagradas” nace de un trabajo colaborativo con la comunidad Koreguaje y su taller Masipai en Florencia (Caquetá). Con la participación activa de Yinela Piranga Valencia (líder artesana) y Juven Piranga Valencia (líder de la comunidad).  Bajo el acompañamiento de los programas Arte - Vivo y Etnias de Artesanías de Colombia.

 

La pieza reúne cien mochilas de tamaño pequeño, tejidas en cumare, que contienen semillas de tucu y cascabel, y van suspendidas del techo del espacio hasta llegar al nivel del horizonte.

 

Previo a la colaboración con la comunidad Koreguaje, me interesé por los usos medicinales de la fibra del cumare, en especial en el tratamiento de la tartamudez. Aunque ignoraba la forma en que se usaba la fibra para sanar la enfermedad, al intentar imaginar el proceso, en la mente, se dibujaban unas lenguas flotantes cubiertas por jigras de cumare.

 

Así nacieron los “cubrelenguas”, con la intención de “aliviar” la palabra.

 

Pensaba que la tartamudez era la dificultad o el impedimento por completar una palabra al hablar. Al iniciar el diálogo con la comunidad Koreguaje aprendí que tartamudear es no hablar en la verdad. Tartamudear es la palabra insegura. Por lo tanto; los koreguaje enfatizan en que hay que sanar la intención y el sentido que tenemos al expresar la palabra.

 

Poder compartir con ellos ha sido vital. Durante las conversaciones también han expresado que existe una distinción muy importante entre: el soplo, el sonido y la palabra. El soplo con fuerza moviliza la intención del espíritu en el sonido. El sonido se articula y se vuelve verbo en la palabra. Hablar es crear, y nuestra responsabilidad es cuidar de lo que creamos.

 

Cada “lengüita” esta tejida con los colores que corresponden a los clanes de más de veinte personas que conforman la comunidad Koreguaje en Florencia, y que expresan simbólicamente su relación con el mundo natural en un color, un animal, y una semilla. El animal que representa al clan Piranga (uno de los más importantes para la comunidad) es el pájaro mochilero y su color es el amarillo azafrán.

 

La forma y los apliques de cada “lengüita” no son decorativos. Cada una de ellas está tejida con la intención de sanar. Las “lengüitas” hablan de manera silenciosa y así curan.

Primer boceto de un cubrelengua en cumare.

Un cubrelengua tejido como las jigras y una lengua.

Dibujo de las "lengüitas sagradas" en el espacio

Fotografías enviadas por las artesanas de la comunidad Koregaje durante el proceso de tejido

Semillas de Tucu (arriba) Semillas de cascabel (abajo) / "lengüitas" con las semillas en su interior

3 de Julio de 2020

Relatoría primera conversación con el taller Koreguaje.

En medio de la llamada quiero confirmar con Juven (Lider comunitario de los koreguaje) si el cumare es usado en la curación de la tartamudez. Mientras Juven conversa a lo lejos en lengua con Yinela (líder de las artesanas), me contesta enfáticamente: siseñora, el cumare tiene usos medicinales. Queriendo saber más le pregunto: ¿cómo se usa?. Juven continua: el cumare es una palma de oro entregada por la diosa, de ella se toman el cogollo y la hoja. La pulpa del cogollo es la que se utiliza para la elaboración de la fibra del cumare, pero para usar el cumare como medicina el cogollo se deja intacto. Es el soplo el que cura.

Juven me aclara lo que se cura en la tartamudez. El dice que para ellos la tartamudez no tiene relación con la palabra, sino con el sonido. Imitar un sonido, intentar un sonido es todo lo que se debe evitar. La tartamudez es no hablar en la verdad.

Juven ratifica:

No intente. No tartamudee

La palabra tiene que ser segura por que la palabra crea

La palabra es una llave

La palabra abre puertas

¿Por qué no puedo producir un sonido para abrir una puerta?

Pregúntese: ¿Me corresponde abrirla?

El estado medio no nos sirve

Hay un si o hay un no

No se puede imitar